Mboyeré de los impactos del turismo *

Para quienes estamos metidos en el ámbito de la planificación turística, cotidianamente nos encontramos hablando (1) de una u otra manera de los impactos (positivos y/o negativos) que genera –o proyectamos que generaría- el turismo en un espacio y tiempo determinado, y que pueden referirse a las consecuencias sociales, económicas, ambientales, políticas, culturales y tecnológicas, que colisionan sobre una comunidad o porción de ella.

En esta ocasión me voy a referir brevemente a los aspectos generales relacionados a estos impactos que merecen ser tomados en consideración al momento de llevar a cabo una planificación o un análisis de un destino turístico ya que implican ciertas responsabilidades ante los diferentes actores del sector:

Responsabilidad frente al turista, responsabilidad frente a los trabajadores, responsabilidad frente a la comunidad, responsabilidad frente a los empresarios y emprendedores, responsabilidad frente a la academia y los profesionales.

Por un lado, para atender esto hay que tomar en cuenta el conjunto de normas y reglamentaciones que atañen al turismo de manera directa e indirecta, que a su vez acarrean formalismos tendientes a garantizar derechos y libertades de los actores intervinientes.

Por otro lado, es menester realizar un análisis pormenorizado de las demandas de estos actores en términos de mercado, el cual se compone de turistas y residentes que se conjugan en un destino turístico para intercambiar bienes y servicios que conforman la oferta turística en un lapso de tiempo limitado, con reglas explícitas e implícitas.

De algún modo, sobre el proceso de intercambio, es importante la satisfacción de las expectativas de los turistas, que en un marco de creciente acceso a la información (generación y consumo) son más exigentes, apuntando a un destino turístico con previsibilidad que garantice al turista seguridad, higiene, confort y accesibilidad; al empresario oportunidades de negocio; al residente mejor calidad de vida.

Significativo es que se pongan en relevancia los objetivos de la comunidad receptora a partir de los beneficios que acarrean los ingresos por inversión y gasto turístico, tomando en cuenta el alcance que puede surgir de la distribución de esa renta que debe financiar igualdad de oportunidades como educación y salud. Objetivos tales como la generación de empleo directo e indirecto, la movilidad social ascendente de sus habitantes y el cuidado del medio ambiente. El mejoramiento de la calidad de vida se da a raíz de la puesta en marcha de más y mejores servicios (públicos y privados) en la comunidad receptora lo que constituye un eslabón esencial en la cadena agregación de valor de un destino turístico, que se refleja, entre otros, en el desarrollo la infraestructura básica, la promoción de productos culturales y recreacionales, el acceso a las nuevas tecnologías y el ordenamiento de la oferta.

Para concluir con este primer artículo, en lo simbólico, los impactos del turismo si son positivos contribuyen a convertir al destino en un sitio digno y deseable para vivir y visitar.

Hasta la próxima.

 

  • Mboyeré: en el idioma guaraní significa mezcla de cosas sin orden aparente
  • En este caso, el gerundio se refiere a toda forma de comunicación interpersonal

Sobre Turismo y Demás Yerbas

En este espacio pretendo plasmar textos propios y de terceros referidos a los impactos del turismo, artículos que despierten curiosidad en los lectores, compartiendo y generando conocimiento, relatos que revistan un contenido crítico, narraciones surgidas o que sugieran análisis y reflexión, sin estilos definidos y mayormente desde lo pragmático aunque apoyado en teorías o líneas de pensamiento orientativas, con ligeros encauces temporales y espaciales, amalgamado con contenido multimedia y vínculos de interés.

Aclaración: Es Mi subjetividad la que subyace en este blog y que comparto con Ustedes. Es mi intención que sea de su agrado; lo hago sin ánimos de agravios.

Mauricio Alvez
Licenciado en Turismo
Misionero – Argentino